Normalidad en el caos: Las crónicas gráficas de Guy Delisle

Escribe | Michelle Meillon


Guy Delisle

El dibujante canadiense Guy Delisle.

 

A través de las noticias vemos los efectos más desastrosos de las guerras y los conflictos internos de países lejanos a nosotros. Teniendo esto como principal fuente de información, pintamos una imagen en nuestra cabeza en la que la violencia y la opresión hacen infértil al país de cualquier tipo de vida ordinaria, olvidando la complejidad de un territorio en crisis. Es ahí donde obras como las novelas gráficas de Guy Delisle entran y cuentan una historia que se desarrolla paralelamente a los enfrentamientos, evidenciando la normalidad que crece a pesar de lo árido de su terreno.

El cuarteto de crónicas de viaje —Shenzhen (2000), Pyongyang (2004), Crónicas Birmanas (2007) y Crónicas de Jerusalén (2011)— son obras realizadas durante los años de Delisle como animador y posteriormente esposo de un miembro de Médicos sin Fronteras. Trabajando para Dupuis, una compañía belga de animación, es enviado a China y posteriormente a Corea del Norte a supervisar proyectos subcontratados a compañías asiáticas para disminuir costos. Así nacen Shenzhen y Pyongyang, crónicas en base a notas diarias que Delisle toma para evitar el aburrimiento y contrarrestar su mala memoria. Posteriormente, ya casado, con hijos y una carrera como novelista gráfico, es cuando crea las últimas dos obras, mostrando un punto de vista no sólo de expatriado sino también de hombre de familia.

Es importante notar que tanto Crónicas Birmanas como Crónicas de Jerusalén documentan lapsos de tiempo mucho más largos —de uno a dos años a comparación de los tres meses como supervisor de los proyectos de Dupuis—; esto permite a Delisle presentarnos una cotidianidad que posiblemente no nos imaginaríamos de ambos países: idas al mercado, peleas con el tráfico, paseos con los hijos. Todas estas escenas nos acercan a estos países desconocidos a nosotros —por su normalidad— pero también nos hacen ver sus pequeñas diferencias, ampliando nuestra visión del mundo un detalle a la vez. La posición de Delisle será privilegiada —siendo extranjero y viviendo fuera de las zonas más conflictivas—, pero sus obras no fallan en mostrarnos las particularidades de su día a día y por lo tanto las de aquellos con los que se encuentra y lo rodean.

Guy Delisle

Las crónicas de viaje de Guy Delisle: Shenzhen (2000), Pyongyang (2003), Crónicas Birmanas (2008) y Crónicas de Jerusalén (2011).

La comparación con otros autores como Joe Sacco es de esperarse. Una distinción clara es que mientras Sacco abraza su título de periodista gráfico, Delisle insiste en que sus obras son memorias «que bien podría enviar a sus familiares en una postal». Aun así, los relatos y experiencias desde los lindes de los campos de batalla llegan a tener el mismo valor ilustrativo que dentro de ellas; incluso cuando decide mezclar el entretenimiento —meta primordial de sus trabajos—con sus hallazgos claramente informativos, lo hace a través de experiencias personales, mostrándonos el punto de vista de un hombre ordinario. Vemos en Crónicas de Jerusalén, por ejemplo, una conversación con un miembro de Médicos sin fronteras; nos enteramos ahí, junto con Delisle del conflicto territorial de Israel, la negación de reconocer Cisjordania y el limbo en el que se encuentra la capital del país. No sucede como con Pyongyang, donde los anfitriones se rehúsan a reconocer cualquier muestra de decadencia y en la que  Delisle investiga antes de entrar al país, anticipando así la conocida actitud norcoreana de presentar al extranjero una realidad distorsionada de la capital. En el resto de sus viajes decide encontrar las historias, dándonos la oportunidad de descubrir toda una cultura junto con él.

En estas crónicas la simplicidad de su arte contrasta con el realismo del contenido, creando un balance y dando permiso para jugar con la libertad dada en la caricatura. El humor, por ejemplo, juega un papel importante en su narrativa y toma el papel de instigador de escenas, cierre o desencadenante de pensamientos críticos. Los colores apagados y casi monocromáticos que acompañan a la ilustración funcionan como comunicadores del ambiente, siendo sucios en Shenzhen —al ser trazos de carbón y de una paleta grisácea—, amarillentos en Jerusalén —usando el mismo color de la piedra empleada en gran parte de la capital para construir— y fríos en Corea del Norte. Las imágenes de este último destino cobran más importancia aún al tratarse de sitios que son prohibidos de fotografiar, dando a Delisle la gran oportunidad como dibujante de mostrarnos lo que documentales y artículos no podían hacer en su época y en gran parte todavía se les tiene prohibido.

Uniendo estas cuatro obras se encuentra la necesidad de Delisle de explorar las distintas definiciones de libertad. Al tratarse de experiencias en países bajo dictaduras militares o gobiernos dados a privación de los derechos, esto se presenta como una posibilidad perfecta —aunque sea dura— para comparar los límites impuestos en cada nación, desfigurados a conveniencia por quienquiera que esté en poder. Mostrado brillantemente en Pyongyang, a través de la metáfora visual de una tortuga nadando en una pecera demasiado pequeña para su tamaño, somos testigos del cautiverio del norcoreano, ciego además a cualquier deficiencia en su gobierno. Igualmente vemos como en Israel, Birmania —ahora Myanmar— y China, el poblador común se adapta al espacio y reglas que le son dadas, muchas veces tomando eso como libertad y usando ese conformismo o resignación como herramienta para su supervivencia.

Delisle es testigo de esto y agradece su propia libertad, cuestionando los motivos por los que el concepto es tan difuso, a veces hasta contradictorio, en los países que documenta y profundizando una vez más en las diferencias punzantes entre culturas, dándonos así un vistazo a estas tierras en conflicto entre viñeta y viñeta.


Fuentes:

Murray, Noel. “Interview. Guy Delisle”. Avclub.com. 04/30/12. 11 de octubre de 2018. https://www.avclub.com/guy-delisle-1798231305

Gutiérrez, Koldo. “Guy Delisle”. Revistacactus.com. 11 de octubre de 2018. https://www.revistacactus.com/entrevista-guy-delisle/

Brown, Hillary.”Interview: Cartoonist Guy Delisle on Crafting his Masterwork of Captivity and Freedom, Hostage”. 05/02/17. 11 de octubre de 2018. https://www.pastemagazine.com/articles/2017/05/cartoonist-guy-delisle-on-learning-to-empathize-wi.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *