Erotismo es la palabra: seis poemas de Eduardo León

Eduardo León nació en Guayaquil (Ecuador) en 1977. Realizó estudios de ingeniería en su ciudad natal. Pese a que escribe desde la adolescencia,  recién se acaban de publicar sus poemarios Censurado (2018) y Manzana para mi boca (2019), ambos bajo el sello editorial especializado en poesía El Ángel Editor.

Además, sus poemas figuran en la antología de poesía del XI Encuentro Internacional de Poetas en Ecuador 2019 «Paralelo Cero».  Así también, parte de sus versos han sido musicalizados y aparecen en el proyecto literario versoTRASverso, de la Radio Cultura FM, que pertenece a la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Formó parte de la Feria Internacional del Libro Guayaquil 2018, en la que presentó su primer trabajo poético, con el cual inició su camino por la literatura.

León es conductor del programa Galería TV, que se transmite mediante Facebook Live; además escribe reseñas en la revista guayaquileña La Verdad, ambos en temas vinculados al arte y sus diferentes matices. También es administrador del portal La poesía del prójimo, sitio que sirve de plataforma para dar a conocer los versos de diferentes poetas del mundo.

Entre sus proyectos literarios a corto plazo se encuentran la concepción de dos poemarios y un libro infantil. El primero que aborda el erotismo en toda su dimensión, el segundo texto que hace énfasis en una poesía experimental y el tercero se tratará de una historia dirigida a niños de educación básica.

Los seis textos que ponemos a vuestra disposición forman parte del trabajo poético recientemente publicado por el autor ecuatoriano, los tres primeros provienen del libro Censurado (2018) y los restantes de Manzana para mi boca (2019).  Para visualizarlos se debe desplegar el botón con el respectivo título de cada uno.

Tu boca callada

De tu boca recibí el placer en su totalidad.

Me sedujo sin insistir, yo solo me dejé llevar
Tus labios besaron cuanto estuvo a su alcance
pasando por mi oreja, abdomen y qué
…………..barbarie.
Disfruto la amplia dimensión de tu boca callada
y a la hora de la fricción, nadie la cierra, nada la calma,
me excita tu ansiedad por beber mi lubricante,
tu antojo me encapricha, así como tus piernas al
…………..aire.
Agarrarte de donde sea, ser soberano en tu piel
así como me muerdes, morderte yo también,
mis manos en tus caderas siempre debieron estar,
yo dentro de tus entrañas, gritando hasta acabar.

De Censurado (2018)

Soy el que a veces escribe

Soy el que a veces escribe sobre la realidad o la
…………..ficción,
el que sabe cuando una caricia es verdad o pura
…………..imaginación.
Aquel individuo que juega con su mente, que se
…………..rebela,
el que te ama desde el anonimato o con audiencia
ese que desbarata cualquier resistencia con humildad,
el que transforma tu mundo cotidiano en uno
…………..original.

Soy el que te provoca, el que te busca y se apasiona,
el que pierde los estribos por una mujer que lo
…………..impresiona.
Yo, el literato que manifiesta sus locuras en poemas,
ese que pone todo el fuego en cada una de sus
…………..letras
el ser que encaja en tus pensamientos, que abraza
…………..tu silueta.

Soy el que a veces escribe…

De Censurado (2018)

La antesala del orgasmo

Tu boca siempre está oportuna para mi beso
es mi dulce favorito, me gusta y lo demuestro
es el origen del erotismo, el motivo romántico,
el sueño del poeta, el manantial del inspirado,
el momento excitante, tus labios incendiados.

Me gusta morder el deseo, despertar mojado,
el destello alucinante, fantasía del enamorado,
la pasión excesiva, la antesala del orgasmo,
la sensación impredecible, el calor del verano,
la ansiedad del travieso, la virtud del descarado,
el premio para el astuto, la locura del espontáneo,
la gloria para el tímido, el hecho consumado.

De Censurado (2018)

Puntos suspensivos

Entre versos y palabras sueltas,
el diálogo seduce a la inteligencia.
Entre la piel y tu cabello vanidoso,
no hay cordura, me vuelvo ambicioso.
Entre la fuerza y la dulzura extrema,
hay puntos suspensivos, mujer extranjera.
Entre el fiasco y la revelación genuina,
todo toma forma, como la curva de tu sonrisa.
Entre la reserva y la irremediable omisión,
estás tú, vestida con signos de puntuación.
Entre el poeta y la brutal tentación,
ya no está el miedo, sólo tú y yo.

De Manzana para mi boca (2019)

Ojalá pueda besarte

Ojalá pueda besarte en Guayaquil
entre los Jardines del Malecón, sin razón y juicio,
en el Puerto Santa Ana, con mi mano en tu cintura
o en las escalinatas del cerro, maquinando travesura.
En el Malecón del Salado, con mi guayabera peculiar,
entre los adoquines interminables del Parque Lineal.
En el Mirador de Bellavista, donde palpo tu integridad,
o si nos ponemos románticos, en el Palacio de Cristal.
Un beso íntimo en el Bosque Protector Cerro Paraíso,
y otro en el Parque Forestal, al sur de tu ombligo.
Besarte con picardía en las riveras del Barrio del Astillero,
o besarte siempre, donde sea, sin importar el paradero.

De Manzana para mi boca (2019)

Poeta

Hay una voz que habla en tu cabeza,
te hace ver el mundo de una forma espesa,
un talento bondadoso, un ritmo para la humanidad.
El verso tiene poder, la palabra tiene integridad.
Ten los pies bien puestos sobre la tierra
para que nunca te someta la soberbia.
La poesía acaricia el dolor, seca la lágrima,
te abraza con furor, es una excelente terapia.

Bienaventurado el que escribe,
porque su reino es el aplauso de los civiles.
Poeta, bienaventurado quien transforma
una tragedia en una excelente prosa.

De Manzana para mi boca (2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *