Poesía eslovena: Dane Zajc traducido al castellano

Dane Zajc (1929-2005), poeta y dramaturgo, también autor de literatura juvenil, considerado uno de los principales autores de la literatura eslovena de la posguerra[1].


Escribe y traduce | Iva Vogrič


 

La obra literaria de Dane Zajc se caracteriza por un sentimiento profundamente oscuro y desilusionado de la vida. De sus referencias autobiográficas sabemos que el autor quedó marcado para siempre por las atrocidades que de niño presenció en su pueblo natal durante la Segunda Guerra Mundial: pierde a dos de sus hermanos en la Resistencia y a su padre dentro de la misma propia casa, incendiada por los nazis. Este terror, visto con los ojos del niño, permanecerá inexplicable. En una de las últimas ediciones de su obra literaria[2] se recogen estas palabras: «Miraba aquel bajo cielo de plomo y dije, creo que en voz alta: Dios, has sido injusto conmigo. Mis ruegos de devoción se rompieron en pedazos de una fe quebrantada que hasta hoy día he andado recogiendo.»[3]

Como muchos de sus coetáneos eslovenos —y yugoslavos—, Zajc parte de la poética del realismo social y de una poesía que fácilmente se podría caracterizar de neorromántica, pero muy pronto se encamina hacia un estilo propio y novedoso, una poesía que se inspira en imágenes de estilo neoexpresionista, evocando guerra, muerte, destrucción y crueldad. En una fase más avanzada, su expresión poética desemboca en un sentimiento de la existencia sin sentido, tanto del individuo como de la sociedad, por lo que es considerado hoy día uno de los mejores y más destacados representantes de la poesía del absurdo. No solo representa un alejamiento del realismo social de la época, sino también una ruptura con toda la tradición poética eslovena anterior, que siempre pudo profesar una creencia humanista en el sentido de la vida o al menos en el sentido de la sique humana.

El mundo poético de Dane Zajc es un mundo deteriorado, áspero, acre, cruel, condenado a la desesperación y a la descomposición. En su poesía se establece una visión espiritual del sinsentido de todo el ser, incluido el humano. El hombre es a la vez su propio verdugo y víctima, todas sus búsquedas y sus afanes son presos del sinsentido universal. En esta situación insoportable, el yo poético siente la necesidad de expresar el horror circundante a modo de un profeta o visionario que es capaz de desvelar su faceta subconsciente.

En su primer poemario, Požgana trava [Hierba quemada, 1958], del que incluimos a continuación el poema «Áspides», el imaginario del poeta se traslada al mundo de los animales: estos simbolizarían al hombre amenazado por el absurdo —un absurdo irrumpiendo tanto desde el exterior como desde el interior, en el subconsciente, que se nos presenta como malvado, destructivo y arruinador para todo lo humano. El poemario dista tanto del intimismo general de la poesía eslovena de los años 50, que no recibe buena aceptación. Esta poesía, de una enorme fuerza expresionista y metafórica y de una gran originalidad lingüística, resulta demasiado oscura, depresiva, pesimista, hasta destructiva para la burocracia cultural y política de aquel entonces, que prioriza poéticas optimistas y cuya estrechez ideológica obliga al poeta a recurrir a la autoedición.

En la literatura eslovena de los 60 se abren las puertas al existencialismo y a la vanguardia, que suponen para el contexto yugoslavo un cambio cultural y político radical. Los poemarios de Zajc que siguen (Jezik iz zemlje [Lengua de tierra, 1961] y Ubijavci kač [Matadores de serpientes, 1968]) son ahora oficialmente reconocidos como parte integrante de una tradición poética de primera calidad.

El resto de poemas que incluimos, representan la fase siguiente en la experiencia del mundo absurdo —el estado muerto de cosas vivas, la insensibilidad y la descomposición. También en su imaginario amoroso encuentra el poeta motivos e imágenes originales: un amor que no sólo es la unión de dos seres, sino también lucha, distanciamiento, odio y destrucción mutua.

El estilo de Dane Zajc es visionario, profético y extático. Adopta no pocas características del estilo bíblico y profético de antiguos textos religiosos. El principal recurso de organización sintáctica de su verso libre es el paralelismo: un verso cargado de metáforas y preguntas retóricas que sigue un ritmo interno semejante a los ritos y encantamientos.

Llevados por este ritmo de evocación de visiones de un ímpetu casi profético, descubrimos en sus poemas ante todo el ethos —la voluntad de verdad y de la expresión de la misma. Expresar lo absurdo también le permite al poeta elevarse y superar el vacío espiritual del mundo: al enunciar lo absurdo de la vida, al hacerlo corpóreo en el mundo de sus imágenes, este yo poético solitario y dolido, que vive como un foráneo después de ser arrancado de su hogar, alcanza una posible salida y salvación.

MODRASI / ÁSPIDES

Na neki zapuščeni obali,
kjer se pogovarjata pesek in veter
o neskončnosti,

so prilezli modrasi
spod kamenja,
mrzli in ostudni,
in legli na srce.

Rekel sem modrasom,
lačnim toplote:
Pijte kri.
Saj kaj bi s krvjo.
Kaj bi z rekami strasti.
Ko se ne morejo nikamor izliti,
se davijo v jezovih razuma.

In žrite srce.
Odveč mi je moje srce.
Odveč mi je,
ko se raztaplja v ledu,
kot se raztapljajo jokajoče zvezde
v reki.

Požrite srce.
In zvijte se v mrzel klobčič
v votlini mojih prsi,
da ne bom več gledal,
kako jočejo zvezde
iz tolmunov
In kako hrepenijo po svetlih stopinjah,
ki so jih pustile
v modrem žametu neba.

Požrite srce
in lokajte vročo kri,
mrzli, ostudni modrasi.

Vse je dovoljeno
na pusti obali,
kjer se pogovarjata pesek in veter
o neskončnosti,
le srce si je treba iztrgati
in ga zagnati v lačne kačje gobce.

En una orilla desierta,
donde la arena y el viento conversan
sobre lo infinito,

surgieron áspides arrastrándose
bajo las piedras,
fríos e inmundos,
y se posaron sobre el corazón.

Dije a los áspides,
deseosos de calor:
Bebed sangre.
Con la sangre no hay qué hacer.
Qué hacer con los ríos de pasión.
Cuando no tienen adónde desbocar,
se estrangulan en las presas de la razón.

Y devorad corazón.
Me está de más mi corazón.
Me está de más,
derritiéndose en el hielo,
igual que las estrellas llorosas se derriten
en el río.

Devoraos el corazón.
Y encogeos en un ovillo frío
en la oquedad de mi pecho,
para que no vea más
las estrellas en las charcas
llorar
y añorar las huellas claras
que dejaron
en el terciopelo azul del cielo.

Devoraos el corazón
y escanciaos sangre caliente,
fríos, inmundos áspides.

Todo se permite
en la orilla desértica,
donde la arena y el viento conversan
sobre lo infinito,
solo es preciso arrancarse el corazón
y arrojarlo a los hambrientos hocicos viperinos.

UTOPLJENKA / LA AHOGADA

Voda. Voda te pokriva.
Po njenem dnu drsi pesek.
Drsenje drobnih ur, ki suho šume trenutke.

Sveče dneva so ugasnile
v zelenih očeh reke.
Svetla skorjica mesca
je padla vanje. Na tvoj vrat.
Razparala je tvoje oblačilo,
sešito iz vodnih listov.

(Veter se je ovil okrog vrbe kot srobot
z zelenimi šepetajočimi prsti.)

Žarek daljne zvezde, tenek kot misel,
je prebodel tvoje prsi.
Hladna ostrina daljave
na belem siju tvoje kože.
Voda te odnaša.

Voda češe tvoje lase
z dolgimi steklenimi prsti.
Skorjica mesca presenečeno bega
po tvojih bokih.

Potem se oglasi tiktakanje peska.
In kosmate krevljaste roke korenin te zgrabijo.
In rumeni mesec te išče
kot zbegana riba.

Voda. Sence beže čez oči reke.
Belo cvetje pen zacvete
na črnem obrazu tolmuna.

Tisoči drobnih ur se usipajo v tvoja ušesa.
Njihovi glasovi imajo mehke rjave noge pajkov.

Agua. Estás cubierta por el agua.
Sobre su fondo se va deslizando arena.
Deslizamiento de horas minúsculas que secamente susurran momentos.

Las velas del día se han apagado
en los ojos verdes del río.
La corteza clara de la luna
se ha caído en ellos. Sobre tu cuello.
Ha rasgado tu vestido
hecho de hojas del agua.

(El viento ha ceñido el sauce como la clemátide
con sus verdes dedos susurrantes.)

El rayo de una estrella lejana, fino como el pensamiento,
ha traspasado tu pecho.
La fría agudeza de la lejanía
sobre el blanco brillo de tu piel.
El agua te está llevando.

El agua está peinando tus cabellos
con sus largos dedos de cristal.
La corteza de la luna vaga asombrada
por tus caderas.

Después se oye el tictac de la arena.
Y unos brazos peludos, retorcidos de las raíces te agarran.
Y la luna amarilla te está buscando
como un pez aturdido.

Agua. Las sombras corren sobre los ojos del río.
Las flores blancas de las espumas se abren
sobre la negra cara de la charca.

Miles de horas minúsculas se derraman en tus orejas.
Sus voces tienen piernas blandas y pardas de las arañas.

STEKLENO ČELO / FRENTE DE CRISTAL

Ko bo odpadla njena roka
od tvojega čela,
ko bo odpadla kot trhel sad dvoma,
boš odšel iskat drugo roko.
Za svoje čelo.
Stekleno čelo.

Dolgo bo iskala tvoja roka po temi.
Roke se bojo sesule,
ko bojo srečale tvojo roko.
Žaganje bo padlo iz tvojih votlih prstov
v voščen cvet tvoje dlani.

Vendar ti boš iskal.

Ampak kako boš mogel iskati,
ko bo tvoja roka polna dvomov.
Kako boš mogel najti,
ko bojo tvoje ustnice strup spoznanja.

Ti boš iskal, ker moraš iskati.

In našel boš roko za svoje čelo.
Dolgo voščeno roko.
Roko razumevanja.
In nežnosti.
Ampak takrat ti bo čelo odpadlo.

Cuando su mano se desprenda
de tu frente,
cuando se desprenda como una fruta pocha de la duda,
irás a buscar otra mano.
Para tu frente.
Frente de cristal.

Mucho tiempo buscará tu mano en la noche.
Las manos se desharán
al encontrarse con tu mano.
Serraduras caerán de sus dedos huecos
en la flor cérea de tu palma.

Pero tú vas a buscar.

Y cómo podrás buscar
con una mano llena de dudas.
Cómo podrás encontrar
con unos labios veneno del conocimiento.

Tú vas a buscar porque tienes que buscar.

Y encontrarás una mano para tu frente.
De un largo brazo de cera.
Mano de comprensión.
Y de cariño.
Pero entonces la frente se te desprenderá.

AJD / EL PAGANO

Ko smo prišli, smo
najprej zagledali čez nebo
napete strune harfe,
na katerih se je zlatil sončni zahod.
Ajda iščemo, smo rekli.
Pridite jutri ali pojutrišnjem,
ali še bolje: čez desetsto let.
Ker: ajd spi. Mirujte
z nogami, da ga ne zbudi šelestenje trave,
ker je zaspal v zibelkah njenih semen.

Ajd je uglasil
pojoče strune rojstva na nebu.
Ajd nam bo pokazal,
kje bo umrla naša karavana, smo rekli.
Ajd spi v makovih ropotuljicah
in v bistroumnosti pasjega zoba,
nam je odgovorilo.

Gledali smo razprostrti rep večera na nebu.
Polegli smo in zaspali.
Ko smo se zbudili,
nismo dočakali oznanila jutra.
Nismo ga slišali, ker ni govorilo nam,
ker nas je že zbrisalo iz svojega spomina.

Zobati veter se je spoprijel z našimi orožji.
O ajdu molčijo naše pobešene črepinje.
In kadar spregovorimo, se besede razsujejo v zvoke
odpisanih reči.

Pridite jutri ali pojutrišnjem,
ali še bolje: ob letu razpadanja sklepov.
Ker: ajd se je zakrknil v vaših členkih.
Ker: ajd se je zabramoril v makovi glavi.
Ker: ajd bo zvrvel vojsko med makovimi semeni.
Ker: ajd bo skregal skalo s kostjo.

«]

Cuando llegamos, primero
reparamos en las cuerdas del harpa,
tendidas por el cielo,
sobre las cuales se doraba la puesta del sol.
Buscamos al pagano, dijimos.
Vuelvan mañana o pasado mañana,
o, mejor aún: después de diecientos años.
Porque: el pagano duerme. Estense quietos
con los pies para que no lo despierte el susurro de la hierba,
porque se durmió en las cunas de sus semillas.

El pagano ha afinado
las cuerdas sonoras del nacimiento en el cielo.
El pagano nos va a enseñar
dónde morirá nuestra caravana, dijimos.
El pagano duerme en los sonajeros de la amapola
y en el rubor del agracejo
y en la lucidez del diente de perro,
nos respondió la voz.

Mirábamos la cola desplegada del atardecer en el cielo.
Nos tumbamos uno tras otro y nos dormimos.
Cuando nos despertamos,
no llegamos a escuchar la anunciación de la mañana.
No la oímos, porque no hablaba a nosotros,
porque nos había borrado de su memoria.

El viento dentado afrontó nuestras armas.
Del pagano callan nuestros tiestos abatidos.
Y cuando nos ponemos a hablar, las palabras se desmoronan en sonidos
de cosas expurgadas.

Vuelvan mañana o pasado mañana,
o mejor aún: para el año de la descomposición de las articulaciones.
Porque: el pagano se ha entumecido en vuestros artejos.
Porque: el pagano se ha grillotalpado en la cabeza de la amapola.
Porque: el pagano turbará el ejército entre las semillas de amapola.
Porque: el pagano enemistará la roca con el hueso.

[1] Las antiguas creencias eslovenas cuentan que los ajdi eran gigantes que habitaban la tierra antes del ser humano.

Ni reči, ki bi bila tvoja / No hay cosa que sea tuya

Ni reči, ki bi bila tvoja.
Reci skali, naj bo tvoja, in skala ti bo
spovedala, kako te sovraži.
Reci meglam svoj ljubim
in megle te bojo prezirale.
Objemi suho drevo z rokami,
ki so preperele od prekletstva samote,
in suho drevo se ti bo smejalo s posušenim glasom.
Potem se ulezi med kamenje
in reci kamnu pod svojo glavo:
Brat. Sam sem kot ti, moj brat.

Ampak ko boš to rekel,
boš začutil v ustih slino laži.
Zvedel boš, da kamen ni tvoj brat.
Ker kamen ima sebe.
Zato ni samoten.

Ti pa si votel nič, po katerem se sprehajajo
želje, misli, ljubezni
in sovraštva.
Ti si samemu sebi rabelj.
Zato te stvari sovražijo.
Zato pogoltni svoj lažnivi jezik.

No hay cosa que sea tuya.
Dile a la roca que sea tuya y la roca te
confesará cuánto te odia.
Diles a las nieblas tu «te quiero»
y las nieblas te despreciarán.
Aprieta a un árbol seco con los brazos
que están corroídos de la maldición de la soledad
y el árbol seco se reirá de ti con su voz desecada.
Después túmbate entre las piedras
y dile a la piedra bajo tu cabeza:
Hermana. Estoy solo como tú, mi hermana.

Pero en cuanto digas esto,
sentirás en tu boca la saliva de la mentira.
Te enterarás de que la piedra no es tu hermana.
Porque la piedra se tiene a sí misma.
Por eso no es solitaria.

Y tú eres una nada hueca por la que pasean
deseos, pensamientos, amores
y odios.
Tú eres tu propio verdugo.
Por eso las cosas te odian.
Por eso traga tu lengua mentirosa.


[1] las primeras décadas de la vida en Yugoslavia tras la Segunda Guerra Mundial

[2] ZAJC KATONA, J. y ŠTEGER A. (2020): V besedah. Liubliana: Beletrina. (p. 25)

[3] traducción de la autora


Bibliografía

KOS, J. (1975): Pregled slovenskega slovstva. Liubliana: DZS.

SAZU, Academia Eslovena de Ciencias y Artes: https://www.sazu.si/clani/dane-zajc [20/3/2021]

https://sigledal.org/geslo/Dane_Zajc [20/3/2021]

El periódico Dnevnik: https://www.dnevnik.si/147395 [20/3/2021]

Ed. Beletrina: https://beletrina.si/knjiga/v-besedah [20/3/2021]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *