Declaración de intenciones

Aullido es una revista de carácter crítico y divulgativo que pretende servir de punto de encuentro para las múltiples poéticas de la literatura joven actual, siendo consciente de la tradición que nos precede y que influye en su construcción y renovación.

Nuestro objetivo es, por tanto, desentrañar el confuso panorama de la literatura joven en lengua castellana, centrándonos en el género poético pero dando cabida a las demás manifestaciones literarias de nuestro tiempo. Los planteamientos desde los que partimos no son ambiguos, gratuitos o imparciales. Descreemos de la posibilidad del «todo vale» en la literatura seria. Creemos en la existencia de criterios de calidad literaria y en la vigencia de las formas tradicionales. Estamos convencidos de que la poesía joven contemporánea debe ir más allá de la anécdota intrascendente y la reivindicación de una perpetua adolescencia. Reclamamos una poesía comprometida con el sujeto y con el ser humano, abierta a nuevas posibilidades, sin olvidar que somos producto de un pasado, de una tradición anterior, de unos poetas y una poesía que han contribuido a crear la visión del mundo y la poética actuales.

No haremos apología del verso manoseado por los tópicos, de la rima fácil ni de la ficción que se deja secuestrar por lectores frívolos que rechazan la interpelación de sus lecturas y la agitación de su espíritu a manos del texto. En definitiva, no respaldamos ningún tipo de poesía que fomente la producción de cierto tipo de lector que gusta de palabras vacías y argumentos precocinados.

No aspiramos a crear escuela ni tenemos una intención prescriptiva. Antes bien, queremos servir de punto de encuentro y archivo de las poéticas que surgen y evolucionan (a veces hasta la extinción) en el panorama actual. Reconocemos, no obstante, nuestra imparcialidad y la falibilidad de nuestras opiniones. Somos un grupo de colaboradores variado, con ideologías mixtas y orígenes diversos, interesados en la literatura desde diferentes perspectivas, y por ello la abordaremos de manera interdisciplinar, para tratar de comprenderla en toda su posible amplitud.

Insistimos en que nuestra fe en unos criterios para reconocer la calidad literaria no es sinónimo de intolerancia o carácter reaccionario. Creemos en la relatividad, pero no en el relativismo. En la intersubjetividad y no en la subjetividad extrema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *