Black Metal, de David Fishkind: « Domingo II »

Domingo II

Cuando voy conduciendo y convencido
de que he visto un alce pero era un ciervo
me da un vuelco el corazón.

Hay una luna naranja.

Una esfera de pizarra
explora la ciudad:

En blancas habitaciones de hospitalidad

el ratón apareció chocante solo
porque su cuerpo
medía la mitad
de lo que parecía cada vez
que me volvía hacia él.

La radio emitía sonidos:
black metal.
Un tren silbó.
Alemania contempló su nuevo día.

Y cuando se arrastró
bajo el radiador
como el uranio
tenía una vida media casi eterna.

Lee la versión original de «Black Metal».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *